jueves, 2 de septiembre de 2010

El calendario hebreo y su correspondencia con el calendario gregoriano.

El calendario hebreo comienza con la Génesis del mundo, que según la tradición judía aconteció el día domingo 7 de septiembre del año 3760 adC. De esta manera, el año gregoriano de 2006 equivale al año hebreo de 5766. Para convertir un año del calendario gregoriano a su correspondiente hebreo, basta con sumar o restar la cifra de 3760 (2006 + 3760 = 5766); o bien, sumar a las tres últimas cifras del año hebreo, 1240 (766 + 1240 = 2006). El año hebreo acaba/comienza en los meses de agosto o septiembre de nuestro calendario gregoriano.
El calendario hebreo es un calendario lunisolar, es decir, que se basa tanto en el ciclo de la Tierra alrededor del Sol (año), como en el de la Luna al rodear a la Tierra (mes).
Día hebreo:
El día, en el calendario hebreo, comienza con la caída del sol, y culmina con la caída subsiguiente; o bien, si no, con la aparición de las tres primeras estrellas en el firmamento. En esto se diferencia del día según el calendario gregoriano, que discurre exactamente de medianoche a medianoche.
El mes hebreo:
El mes en el calendario hebreo se basa en el ciclo que cumple la Luna al circunscribir por completo a la Tierra, captando el ojo humano desde nuestro planeta 4 diferentes estadios principales de la Luna, a saber: Luna nueva, Cuarto creciente, Luna llena o plenilunio, y Cuarto menguante. Tal ciclo dura aproximadamente 29 días y medio.
La duración de los meses hebreos oscila entre los 29 y los 30 días, de la siguiente forma:
1. Tishrei (30 días) (תשרי) – cae aproximadamente en septiembre u octubre
2. Jeshván (29 ó 30 días) (חשוון, llamado también Marjeshván – מרחשוון) – octubre o noviembre
3. Kislev (30 ó 29 días) (כסלו) – noviembre o diciembre
4. Tevet (29 días) (טבת) – diciembre o enero
5. Shevat (30 días) (שבט) – enero o febrero
6. Adar (29 días) (אדר) – febrero o marzo
7. Nisán (30 días) (ניסן) – marzo o abril
8. Iyar (29 días) (אייר) – abril o mayo
9. Siván (30 días) (סיוון) – mayo o junio
10. Tamuz (29 días) (תמוז) – junio o julio
11. Av (30 días) (אב, llamado también Menajém Av – מנחם אב) – julio o agosto
12. Elul (29 días) (אלול) – agosto o septiembre
El año hebreo:
Un año hebreo incluye un ciclo completo de las cuatro estaciones del año, y, a su vez, debe contar con un número exacto de meses lunares. De esta manera, el año hebreo puede tener tanto 12 meses (año simple), como 13 (año bisiesto, o en hebreo שנה מעוברת, “año preñado”). Así por ejemplo el año 5766 que se corresponde con el 2006 de nuestro calendario gregoriano, acaba el 23 de septiembre y tiene 13 meses.